miércoles, 14 de marzo de 2012

please introduce the head inside your bag

esta tarde algo se cocía en las redes sociales; la sospecha se confirmó cuando mi amigo paolo (non-fashion-friendly, he de aclarar) pegó en mi muro de facebook un enlace que contenía un vídeo de loewe. junto a éste, la siguiente frase: "son como maripositas en el estómago". definitivamente había logrado despertar mi curiosidad...

poco después, twitter estaba en plena ebullición. tweets de toda índole mencionaban a la legendaria marca española; los comentarios no eran del todo favorables, y para mí resultaban aún incomprensibles.

horas más tarde llegaba a casa y encendía el ordenador y, como seguramente muchos de vosotros, tenía el displacer de encontrar semejante campaña de publicidad:


incluso ahora, horas después de haber visto y revisto el anuncio sigo despistada, asombrada y bastante avergonzada por esos 3 minutos de vídeo.

como estudiante de publicidad y, a la par, amante de la moda, me cuesta hacer un análisis de este fenómeno. este anuncio, ¿es un anuncio serio? ¿qué pretende exactamente? ¿a quién se supone que va dirigido? ¿era realmente necesario? y así hasta un millón de incógnitas.




la primera cuestión que me vino inevitablemente a la mente al ver esto es, ¿en qué lugar deja este anuncio al mundo de la moda? No es necesario incurrir en el hecho de que la moda es un sector que no se caracteriza precisamente por un su prestigio intelectual. Aquel que trabaja en moda o le gusta la moda es considerado por definición un ser superficial, elitista, con aspiraciones mundanas e insuficiencia intelectual. lamentablemente este no es un justo retrato, pero lo cierto es que sí existe gente que responde a esta descripción en el mundo de la moda; así como en cualquier otro sector. no obstante, opino que está dentro de los deberes ineludibles del sector sacudir esta fama, desmentir esta creencia y demostrarle al mundo que hay vida inteligente más allá de unos tacones.

sin embargo, hoy se ha demostrado que hace falta poco más que la combinación fatal entre youtube y twitter para echar por los suelos esa misión de futuro por el "buen ver" de la moda. el momento en que la imagen de un grupo de jóvenes de la escena moderna madrileña recorre el mundo diciendo sandeces, podemos asegurarnos de que nadie nos volverá a tomar en serio; a nosotros o a nuestro trabajo. gracias, loewe.

se ha debatido la hipótesis de que lo que quería loewe era precisamente causar un revuelo, dar qué hablar, ponerse en la boca de todo el mundo. sin embargo, por cada minuto que pasa rechazo un poco más esa posibilidad.

no creo que hoy en día "toda publicidad sea buena publicidad", y tampoco creo que loewe lo piense así. si una marca que lleva construyendo su reputación, su imagen y valores durante más de cien años, la posibilidad de que un vídeo publicitario derrumbe todo de un plumazo no es un riesgo que nadie esté dispuesto a correr. esta mañana, loewe era sinónimo de lujo, artesanía y exclusividad; en estos momentos, loewe es una broma más en twitter y una grupo de socialites madrileños que colocan sus bolsos en su cabeza.

sí, ahora loewe está en la boca de todos, no cabe duda (véase yo ahora mismo escribiendo esta entrada), pero lo que sale de esas bocas es de todo menos deseable para cualquier marca que se precie. la impresión general que se lleva españa esta noche a la cama de la marca es de todo menos favorable. notoriedad en medios a cambio de un estrepitoso fracaso en imagen; ese es el negocio que ha hecho la mayor marca de lujo española en el día de hoy.

¿es este anuncio inadecuado? por completo. ¿es la mejor manera de generar notoriedad para la marca? ni de cerca. ¿la moda, y especialmente la moda española han hecho el ridículo esta tarde? podéis creerlo...

¿y ahora qué? ¿podrá loewe levantarse dignamente de este traspiés? ¿sabrá solucionarlo de manera inteligente? ¿podrá alguien volver a llevar un bolso de loewe colgado del brazo de manera digna de nuevo? ¿serán los bolsos en la cabeza la tendencia más in de la próxima temporada? en fin, sólo el tiempo lo dirá :)

No hay comentarios: