lunes, 4 de octubre de 2010

the paris diaries: chapter one

EN ROUTE.
martes 28 de septiembre.
17:05
algún lugar entre francia y españa.

me dispongo a romper mi norma general de no escribir diarios (digamos que nunca se me dió demasiado bien) con el fin de contar y poder publicar en este blog la semana que viviré a continuación

en estos momentos me encuentro en un avión con destino a parís donde pasaré seis días al servicio de la moda.


se podría decir que llevo años planeando hacer este viaje, pero ha sido en está última semana de septiembre cuando una serie de condiciones favorables se han reunido y me han convencido para vencer mi reciente inquietud por los aviones y volar rumbo a la ciudad de mis sueños.

pasaré la próxima semana como invitada de mi familia parisina favorita en su (según tengo entendido) magnífica casa. voy acompañada de mi cámara y sus respectivos accesorios para capturar toda escena, persona o look que me motive o me impresione; tratándose de parís, todo parece apuntar que me pasaré la semana mirando a través de un objetivo.

como todos sabreis ya, a partir del martes se celebra la semana de la moda en la capital francesa; son los desfiles que cierran un mes de presentaciones para la primavera-verano de 2011.

¿mi propósito? supongo que son varios: hacer una visita prometida hace tiempo a mis amigos y sobre todo vivir una semana de la moda en una ciudad tan relevante como esta. salir a la calle, ver el ambiente, rondar las tuleries en busca de gente très chic y ver lugares y tiendas a los que siempre quise ir y para los que nunca tuve tiempo.

mi preparación para este viaje es escasa, la verdad. voy con una maleta llena de ropa que pesa nada más y nada menos que 20.5 kilos. he apuntado sitios que me gustaría ver, pero se me ha olvidado imprimir el calendario con los horarios de los desfiles. otro olvido: un bolígrafo con el que escribir este diario; bien empezamos...

pero vayamos a la parte interesante. esta es para mí una increíble oportunidad que no se me volverá a presentar. hoy se me ha dado una noticia más que increíble: iré al desfile de victor & rolf. perdón: ¡¡IRÉ AL DESFILE DE VICTOR & ROLF!! estaré presente en uno de los desfiles más importantes de la semana, algo que para mí no entraba siquiera en la categoría de factible.

y llega la pregunta obvia: ¿qué hay que llevar puesto a un desfile así? ¿qué me pongo? entre mis 20.5 kilos de ropa ni un gramo es apto para un evento así. conclución: he de buscar una solución... supongo que esto me mantendrá la mente ocupada el resto de mi tiempo libre. aún no he cruzado la frontera y ya tengo la primera crísis de armario.

pero por ahora han de preocuparme otras cosas como no perder mi maleta, no olvidarme una de las 5 cosas que llevo en la mano, montarme en el autobús correcto (y no en uno que me lleve a lyon o de vuelta a españa), averiguar quién desfila mañana y sobre todo disfrutar.


me embarco en este proyecto con mucha ilusión y ganas de contaros día a día lo que hace una bloguera anónima en una fashion week. ¡bienvenidos todos a mis diarios parisinos! à bien tôt mes petits :)

1 comentario:

Anónimo dijo...

empezamos fuerte!
Grand Luisé