martes, 9 de marzo de 2010

marc jacobs f/w 2010



a estas alturas la semana de la moda de parís casi ha terminado, lo cual quiere decir que se acaba la temporada de desfiles y que los diseñadores ya trabajan en sus próximas colecciones.

por ello, y tras haber estudiado minuciosamente cada uno de los desfiles durante el último mes, me propongo mostrar algunas de mis colecciones preferidas y comentarlas con vosotros.

cualquiera que haya visto más de dos desfiles este pasado mes no dudará en destacar el aspecto que engloba la moda del próximo invierno: la vuelta al clasicismo. esto significa lineas simples y cortes limpios.

también se ha producido otro cambio: la moda ya no está orientada a celebrities fasionistas. se ha transformado, y ahora se diseña para la mujer trabajadora, práctica y a la vez elegante (realmente el tipo de cliente potencial que tienen estas marcas). un cambio, que a mi gusto, le ha sentado bien al mundo de la moda.

en cuanto al clasicismo, se cumple una de las premisas que dicta que en tiempos de crisis la moda alarga las faldas y baja el tacón (algo parecido al lipstick index). parece que los diseñadores ante la situación actual buscan volver a los orígenes. no es tiempo de arriegar, aunque eso no significa dejar de innovar y sorprender.

bajo estas premisas marc jacobs presentaba en nueva york su colección para el otoño-invierno de 2010.

¿qué vimos en la colección?
faldas largas de talle alto y vestidos en forma de A, calcetines cortos con zapatos de tacón bajo y con punta, abrigos largos con detalles de piel (sintética), trajes masculinos de tres piezas con pantalones anchos, vestidos románticos y sobre todo colores pastel. para la noche: vestidos largos de terciopelo en tonos dorados, plateados y en bronce.

pero sobre todo prendas elegantes para el día y un claro referente a la moda americana de los años 40. y para rematar la jugada, el desfile abría con la canción de 'over the rainbow'.

algunos de mis looks preferidos del desfile fueron estos:


mathilde frachon (izquierda) parecía recién salida de una película de alfred hichcock, mientras que hannah holman me recuerda inevitablemente al mago de oz.

en definitiva, una colección preciosa con la que marc jacobs ha demostrado que no hace falta crear algo nuevo para ser innovador. :)

1 comentario:

Carmen Domingo dijo...

me encanta el comienzo del desfile, parece una caja de muñecas :)
un 10 en el blog!jaja