viernes, 24 de diciembre de 2010

martes, 21 de diciembre de 2010

if you ever go bananas for a dress

frío inhumano, cogelación casi extrema, pocas (muy pocas) horas de sueño, relojes que parecen no avanzar y una fila interminable de gente ansiosa y nerviosa.

no, no hablo de una guerra en el polo norte; hablo de lanvin, h&m, y de cómo sobrevivir a la estrella de las batallas: luchar por un vestido diseñado por alber elbaz y lograr salir ileso.

es todo un reto, no cabe duda. por ello se hace imprescindible un nuevo capítulo de...

GUÍA DE SUPERVIVENCIA PARA FASHIONISTAS. capítulo 4.


el arte de abordar la compra de un artículo procedente de una colaboración de un gran diseñador con h&m resulta, como mínimo, un proceso delicado y peligroso. se necesita preparación (física y mental), astucia, rapidez y una mente muy fría.

prepárese para un entrenamiento severo, pero eficiente...

paso 1: preparación
de la misma manera que uno no se adentra en la jungla sin mapa, usted no ha de entrar en la tienda sin conocer su objetivo. resulta imprescindible estudiar con escrutinio la colección previamente; cada vestido, cada camiseta, cada abrigo, cada accesorio...

valore y escoja sus opciones. memorice y retenga la imagen; esa prenda es su meta, recuérdelo.

así mismo es muy importante conocer su talla. vaya a la tienda, pruébese otras prendas y calcule qué talla va a perseguir. manténgalo en mente: no hay mayor drama que conseguir el vestido deseado y que éste no sea de su talla.

paso 2: la noche anterior
afróntelo, va a dormir unas horas escasas antes de entrar en batalla, así que dedíquese a disfrutar y a relajarse. vea una película, cene tranquilamente y bébase una tila... ah, y por supuesto ¡no se olvide de poner el despertador!

paso 3: el duro madrugar
tómese el tiempo que necesite, pero asegúrese de estar lista y fabulosa antes de las 5. resulta muy aconsejable llevar café consigo; créame, va a necesitarlo.



¿otros objetos de interés? cartas, videojuegos, un dispositivo con acceso a internet, música, revistas e incluso una superficie donde poder sentarse. recuerde que va a pasar mucho tiempo quita, sentada y sin nada que hacer.

finalmente coja el taxi (previamente pedido: obvio) y diríjase a la tienda. su vestido le espera.

paso 4: la espera
si es usted puntual en sus deberes, estará entre los primeros de la cola. ahora sólo queda esperar. mantenga un ojo en el reloj e intente divertirse; el humor es la única salida.

advertencia: es posible que se vea asaltada por curiosos o individuos alcoholizados que pregunten acerca del por qué de la cola u otras dudas. mantenga la compostura, intente disfrutar del espectáculo.


paso 5: el contratiempo
es posible que ciertas visiones alteren su estado nervioso, como la aparición de una rata a escasos metros de la cola. por favor, intente no salir huyendo de su puesto en la fila; esperar es lo único que le queda. desahóguese gritando.

paso 6: el desayuno
en un momento dado el personal de h&m se acercará a proporcionarle un apetitoso desayuno consistente en madgalenas y café autocalentable (si, autocalentable, ha oído bien). ¡ni se le ocurra rechazarlo! le dará energía, calor, y algo con lo que entretenerse.


si la bandeja del desayuno vuelve a pasar, que no le de vergüenza repetir. se puede permitir un capricho, al fin y al cabo.

mientras le irán dando pulseras que regulan el acceso a la colección por grupos. escuche las instrucciones con atención y empiece a mentalizarse; la entrada es inminente.

paso 7: el aplauso
cuando sea la hora punta, o casi, el equipo de h&m saldrá a darle la enhorabuena por la espera con un aplauso. ese es el pistoletazo de salida.

póngase en pie, agarre sus pertenencias, quítese los guantes y todo lo que le impida movilidad, y prepárese para entrar en la jungla.

paso 8: en el interior
una vez dentro de la tienda, le tocará esperar si no está usted en el primer turno. aproveche el tiempo y localice las prendas que va a adquirir. calcule su recorrido, establezca prioridades y mida el tiempo... pronto le tocará a usted y no tendrá un minuto que perder.

paso 9: su turno
una vez dentro del recinto tiene 10 minutos para localizar la prenda, escoger una única talla y salir de ahí con todo lo que se había propuesto.

con calma, y elegancia ante todo, coja los vestidos a por los que ha venido (y alguno más, si así lo desea). si no hay tallas no sufra, pídala. si le han prometido un buen stock, lo habrá. una vez tenga en su poder todo lo deseado, salga de la zona con aparente tranquilidad y serenidad.

paso 10: pruebe, descarte y escoja
una vez en los probadores, hay cero prisas. pruébese, mírese al espejo las veces que necesite, asegúrese de que es ese el que quiere. ¿le convence?

pues enhorabuena, ha sobrevivido usted y ha salido con el vestido de su vida bajo el brazo. ¡disfrútelo! :)

viernes, 17 de diciembre de 2010

oh my god


ultimísimas noticias: carine roitfield deja la redacción de vogue paris. se me cae el mundo encima. estoy en shock. ¡¿quién podrá sustituír a la gran mme. roitfield?! ¿emmanuelle, quizás?

sólo puedo decir: ¡adiós carine, we love you!

foto: the sartorialist

viernes, 10 de diciembre de 2010

pure beauty



este es el tributo al diseñador lee alexander mcqueen (que falleció este año) por parte del fotógrafo nick knight: a lee, con amor, nick.

en fin, no tengo palabras. sólo puedo decir que es sin duda el mejor homenaje a este gran hombre que he visto hasta el día de hoy. impresionante, pura belleza y creatividad. acompañadas por la música de björk, las imágenes ilustran perfectamente el dramatismo, la intensidad, incluso la angustia que llegaron a transmitir las piezas del artista inglés.

en efecto, mcqueen no era diseñador, sino artista. cada uno de sus desfiles era un universo; cada vestido suyo era una obra arquitectónica que lograba dejarnos sin aliento. sus diseños fueron siempre tan emocionales como emotivos; y este breve vídeo le hace justicia. disfrutadlo, y ¡buen fin de semana a todos! :)

miércoles, 8 de diciembre de 2010

des petites histoires

el pasado 25 de noviembre tuve la genial oportunidad de infiltrarme como fotógrafa (y como blogger) en una de las fiestas más importantes de la moda española: los prix de marie claire españa. junto con clara, estuve en la residencia del embajador francés junto con socialites, modelos, diseñadores, editores y mucha, mucha gente guapa (¡oh là là!)

pude ver a algunos de mis ídolos como camille miceli o stuart vevers, y le pisamos sin querer el vestido a carolina herrera (¡lo sentimos!). pero dejando a un lado accidentes varios, fué la ocasión perfetca para ver cómo es una gala desde dentro, conocer el círculo de la moda en españa, y de paso sacar fotos y comer canapés.

en vez de relataros la noche paso a paso, prefiero contaros algunos detalles de la gran fiesta. en general, muchos vestidos negros, gente importante, flashes por todas partes, diversión y mucha moda.


*lace and more lace:


no podía ser de otra manera: el encaje es el tejido de la temporada y nadie lo podrá negar... es por ello que el motivo de decoración escogido para la ocasión fue el encaje negro. en las paredes, en las mesas, en las lámparas, en las sillas...estaba por todas partes. elegante, original y très chic.




*wonderful shoes:


como norma general, y casi sin quererlo, tiendo a fijarme más en los zapatos de las mujeres que en su ropa; y en esta ocasión mereció la atención. cómo no, había suelas rojas de louboutin por doquier, así como jimmy choos; el 90% de los zapatos en esa fiesta eran sandalias.


los primeros zapatos que me llamaron la atención fueron los botines negros con pailletes. entre tanto vestido largo y tanta sandalia, estos zapatos lograron convencerme para agacharme a sacar la foto (y eso no es decir cualquier cosa; cada vez que me agachaba unas tres personas me pisaban el vestido...). prestad especial atención al tacón: de metal y hecho como con tuercas.


sin embargo mis claros favoritos de la noche fueron los botines peludos de chanel. nunca pensé que fuese a ver estos zapatos andar por las calles de madrid (el que viva aquí me comprenderá), así que me hizo muchísima ilusión verlos esa noche. ¡son absolutamente geniales! el tacón es increíble, como un bloque de hielo tallado, y según afirmó su afortunada dueña "son súper calentitos".


*the h&m legacy:


no todo eran bolsos de lujo. me llamó en especial la atención ver varios bolsos de las colaboraciones que ha hecho h&m con grandes diseñadores. no fue dificil ver el bolso pvc amarillo de la colección de jimmy choo del año pasado, o la cartera de mano de lanvin. me pareció una manera genial de distinguirse entre todo el glamour y aportar un toque un poco más cool.




*the cool girl's corner:


para que quede constancia: en esta fiesta había gente jóven; jóven, estilosa y de lo más cool. y para que quede más constancia aún: no todo eran vestidos de raso; es posible ir a una gala en pantalones (si, si, habéis oído bien...). la chica de la foto tenía 19 años, y apostó acertadamente por un look mucho más casual: pantalones pitillo negros, unos altísimos louboutin y esta genial camiseta. en efecto, hay vida más allá del vestido de cola.


*and the prix goes to...:


en cuanto a los premios, nosotras, como parte del staff de marie claire, no teníamos acceso a la sala de entrega, sino que veíamos la ceremonia a través de una televisión mientras camareros nos rodeaban de sofisticados canapés, bebidas y delicias varias. entre los premiados estaban carolina herrera, la familia missoni, camille miceli, anja rubik (que no pudo asistir tras quedarse atrapada en alguna isla del caribe; pobre...) o andrés velencoso, que se pasó toda la noche rodeado por un séquito de modelos rubias (que se convirtieron en su sombra) y un suspiro generalizado proveniente de todas las mujeres en la sala.




*les marieclairettes:



como todos sabemos, el photocall está reservado a celebrities, y ¿quién no ha deseado hacerse una foto en uno cual famosa y sentir los flashes? las chicas de marie claire no lo dudaron un segundo: en cuando estuvo vacío corrieron y nos pidieron a clara y a mí unas cuantas fotos. las cuatro chicas, posando de manera impecable, tuvieron sus fotos (y confesemos: nosotras también tuvimos las nuestras): ¡bellísimas!


*coolest drinks:




los invitados, la ropa, la decoración... todo rebosaba glamour; y la bebida no iba a ser menos. cervezas heineken en botellas de edición limitada, cócteles de vodka y el nuevo martini dorado de dolce&gabbana (que, para el interesado, llevaba un toque de gengibre delicioso). very classy...


*the dress:


os podéis imaginar que la pregunta de qué ponerse para la fiesta me rondó la cabeza las dos semanas anteriores al evento. tenía claro que no quería nada negro, y por supuesto nada largo, así que en cuanto ví el vestido de tul gris que hizo lanvin para h&m lo tuve claro; además, me recordó inmediatamente al vestido de sexo en nueva york sobre el que carrie se duerme en un hotel parisino. por tanto, tras sufrir en la calle para comprarlo (aún tengo pendiente contaros esa aventura)(lo sé, voy con mucho retraso...) me lo puse con mucha satisfacción e incluso recibí algún cumplido.

para acabar la noche nos dieron una gran bolsa (con un print de encaje, por cierto) llena de regalos y con el número de diciembre de marie claire dentro. obsequios en mano, y destrozadas por los tacones nos metimos en un taxi y nos fuimos a casa. se acabó el glamour de la noche, me quité el vestido de princesa y volví a mis queridas doc martens. :)

p.d.: para aquellos que me pidieron evidencia visual de mi maravilloso vestido, sé que apenas cinco centímetros de éste no os satisface. prometo más y mejor en un futuro próximo (relativamente). hasta entonces...

jueves, 25 de noviembre de 2010

autumn colours






unas gafas de sol redondas, algo de terciopelo, guantes de piel de colores, un buen café y una chaqueta de tweed componen un otoño perfecto. :)

domingo, 21 de noviembre de 2010

proud to present...



tengo el gran placer de compartir con vosotros el resultado de una oportunidad increíble que me dio marie claire españa recientemente: colaborar como fotógrafa con ellos.

hace un mes vieron las fotos que saqué durante mi viaje a parís y me ofrecieron publicarlas para una sección de street style en el número de diciembre; estaban buscando unas fotos de la semana de la moda de parís y les gustaron las mías. era mi primer trabajo con una revista de moda (de hecho, mi primer trabajo; punto), así que con mucha ilusión les mandé una selección de mis fotos preferidas.

el sábado, por fin, salió a la venta el ansiado número en cuestión y vi con mucha alegría que habían dedicado a mis fotos una página entera. está siendo una experiencia increíble: ver publicadas en papel mis imágenes, ¡justo al lado de las de tommy ton! (lo cual, para mí es todo un honor...)

muchas de las fotos ya las visteis en los paris diaries, pero verlas así supone otro enfoque totalmente distinto. las imágenes se ven preciosas en papel y la composición las favorece mucho; espero que a todos os guste tanto como a mi.


me encanta poder compartir esto con vosotros porque, al fin y al cabo, es a través de este blog donde empezó todo. así que gracias por vuestro apoyo y prometo seguir dedicándole todo mi esfuerzo, amor e ilusión a este blog. :)

* y por supuesto: ¡millones y millones de gracias a belén, en especial, que me ha dado esta increíble oportunidad!

jueves, 18 de noviembre de 2010

sister act











versión analógica del desfile de viktor & rolf, primavera verano 2011.
fotos por clara moreno. :)

martes, 16 de noviembre de 2010

uggly or not

señoras y señores, el mundo de la moda se encuentra dividido. y no estoy hablando de louboutin vs. blahnik o milán vs. parís... hablo de un debate mucho más serio: uggs sí vs. uggs no; un debate que está muy al día gracias a la colaboración de la marca australiana con jimmy choo.



estudiemos las dos posturas:

*anti-ugg:
botas ugg: dícese de la bota con la forma menos elaborada de la historia. redonda, y achatada, parece un après-ski pero en versión big foot. de forma poco favorecedora, es una bota de poca aplicabilidad en ciudad, insulta a todos los principios del chic, favorece la utilización del chandal (a lo paris hilton) y por lo tanto deberían usarse como mucho para estar por casa. no son cool, son, en el sentido más puro de la palabra: feas. además, la excusa de la comodidad quedó descartada hace tiempo... ¿¡cual será el próximo paso, las crocks!?

*pro-ugg:
botas ugg: dícese de la bota más cómoda del universo que permite andar por la calle como si tuvieras los pies envueltos en peluches. utlizables tanto en verano como en invierno, son una alternativa al frío polar (siempre y cuando no llueva). son combinables con todo tipo de ropa, y te permiten salir a la calle en esos crueles días invernales sin perder tu estilo. ¿y quién dijo que no son cool? ¡carrie bradshaw las llevaba en sexo en nueva york!

todos conocemos estas opiniones, y seguramente nos identifiquemos con una... pero intentemos ser objetivos.
no digo que sean comparables, pero ¿quién dice que las ugg no sean compatibles con los manolo's? yo siempre he defendido que la esencia del estilo está en el savoir-faire: saber qué llevar y cuando llevarlo.

es cierto que no parece tener ningún sentido llevar unas botas rellenas de borreguito cuando hace 20ºC, ni que las llevemos a diario bajo la excusa de la comodidad. hay millones de zapatos maravillosos en el mundo como para malgastar los pies con unas botas-yeti...

pero seamos realistas, tampoco tiene sentido ir en tacones a la universidad a diario, o estropear tus zapatos preferidos cuando nieva por la simple razón de que "debemos ir fabulosas".

hay que saber cuando, dónde y cómo: no podemos llevar unas ugg a cenar a un restaurante o para salir de fiesta, pero si el tiempo lo exige no parece quedar otra opción. y por supuesto, si te pones unas ugg, por favor, 'dress it up!'; es decir, que esa bota sea lo menos arreglado que lleves. échale imaginación y combínalas: las ugg nunca serán glamurosas pero no creo que estén reñidas con el chic.


al fin y al cabo, si carrie bradshaw puede, nosotros también. :)

miércoles, 10 de noviembre de 2010

sculpted and shaped


si existe una manera de compatibilizar la tendencia minimalista con piezas estructurales, es ésta: un perfecto sentido de la proporción y de la armonía de color. :)

sábado, 6 de noviembre de 2010

for which i'll sleep on the street in november

para aquel al que le interese la moda, esto que cuento no le supondrá ninguna novedad (es más, ya se lo sabrá de memoria). para el que no esté tan al corriente, le comunicaré la gran noticia:

hace un par de días tuvimos el placer de ver materializado el sueño de cualquier fashion-addict: un vestido de la maison francesa lanvin por menos de 200 euros (nota para el lector, un vestido habitual de esta marca suele rondar los 2000).

a finales del verano, alber elbaz, el genio creador de lanvin(y, si todo sale bien, mi futuro marido), anunció una futura colaboración con la cadena h&m que él describía así: "más que trasladar lanvin al público, quiero volver a h&m de lujo". a partir de ese momento, cundió la histeria.

bien, pues ya tenemos la colección. os recomiendo echarle un vistazo:



es 100% lanvin: volantes, estampados, más volantes, rosas, leopardos, joyas, salones de tacón, flores, tul y grandes gafas de sol. os presento mi top 3 personal:


el vestido amarillo de una sola manga. desde el primer momento captó mi atención. sé que un vestido de este color no es lo más habitual, pero el corte asimétrico, los volantes del hombro descosidos y la perfecta forma entallada pero con falda amplia lo ha convertido en mi favorito. precio: 149 euros.




el vestido rosa. tiene todo lo que le puedes pedir a un vestido; con un cuello en principio de barco con el que puedes jugar, un color rosa chicle (¿quién dijo negro?), la altura perfecta y más volantes que se completan con un cinturón bajo en forma de lazo. precio: 149 euros.




los guantes. yo me declaro una apasionada de este accesorio, y una vez más estos me parecen perfectos. son negros (y por lo tanto justo lo que necesito para combinar mis dos previos vestidos), largos y con un lazo al final; ¡perfectos! precio: 49.95 euros.

otros de los puntos fuertes de la colección son los zapatos o los collares así como las camisetas con dibujos al más puro estilo elbaz. es una colección amplísima que tiene hasta perfume, y esto es sólo la parte de mujer.


¡pero basta de halagos; pongámonos críticos!

es cierto que esta es una colección maravillosa; pero seamos realistas: es una colección cóctel. vestidos de cóctel, zapatos de cóctel, abrigos de cóctel, bolsos de cóctel... y sinceramente, el público que suele frecuentar h&m ni bebe champagne en un salón chic ni lleva vestidos de gala para salir un sábado por la noche.

es cierto que el espíritu de la colección es que "sea lanvin", y al fin y al cabo lanvin se basa en vestidos de este tipo. la diferencia es que el público de la maison francesa tiene bastantes más ocasiones para pasear sus vestiditos por grandes fiestas que los demás jóvenes mortales.

por lo tanto supongo que nos quedan dos opciones: comprar un vestidito y ponérnoslo de día para ir de compras tipo anna dello russo, o comprar un vestidito y guardarlo en el armario hasta que llegue una súper fiesta, una boda o el ansiado cóctel del champagne.

aún así, sea cual sea la opción que elijáis os daré mi aprobación (si es que os sirve de algo...) y mi más sincera enhorabuena, porque posees un vestido lanvin, o lo que es lo mismo: posees una joya.

dicho esto sólo me queda decir...:

SE BUSCA PERSONA SIN ESCRÚPULOS DISPUESTA A DORMIR EN LA CALLE UN 23 DE NOVIEMBRE CON EL ÚNICO FIN DE COMPRAR UN VESTIDO DE CÓCTEL; PERDÓN, UN VESTIDO LANVIN. AQUELL@S INTERESAD@S YA SABRÉIS DÓNDE ENCONTRARME. ¿no lo estáis deseando? :)

jueves, 14 de octubre de 2010

the paris diaries: chapter five

esta entrada va dedicada a jaime, que ha hecho posible para mí esta increíble experiencia que recordaré siempre. ¡un millón de gracias!

SHOWTIME!
sábado 2 de octubre.
19:35
avenue gabriel, 8éme.

después de dormirme una profunda y muy necesitada siesta procedo a narrar para vosotros LA experiencia de esta semana. pero empecemos por el principio...

por primera vez desde que llegué a parís (vale, desde mucho antes) mi hermanastra clara y yo madrugamos con el fin de ir al grand palais a ver la exposición sobre monet junto con mi padre. como en parís hay más cosas que moda, hicimos el mayor de los sacrificios y dedicamos las primeras horas de la mañana a instruirnos e inspirarnos de la mano de claude monet.

a la salida nos dirigimos a una terraza a tomar uno (o varios) cafés. allí fue cuando recibí la llamada que había estado esperando dos días: al otro lado del teléfono estaba la gran clementine, en cuyas manos estaba mi acceso al desfile de victor & rolf.

tras varias indicaciones acerca de cómo reunirnos llegamos al acuerdo de que nos veríamos a las 12:30 en la puerta del desfile (en el mismo pabellón que el de dior) y conmigo vendría clara. ahora sólo quedaba una cosa por planificar: mi modelito, para variar.

pero aún teníamos tiempo, así que hasta las 11:30 aprovechamos para ir a ver a unos amigos diseñadores que exponían su colección en una feria de diseño celebrada en el palacio de la bolsa. ya que estábamos allí, aproveché para echar un vistazo a las propuestas y expositores.

todo hay que decirlo, hubiera pagado por tener mi cámara allí (la había dejado en casa; imperdonable). había diseños verdaderamente brillantes, entre los cuales vi muchas gafas de sol psicodélicas, unos bolsos de piel de colores preciosos o una colección de ropa al más puro estilo de rick owens. me hubiese gustado mucho enseñaros este lado desconocido de la fashion week; es algo muy distinto de todo el glamour del front row pero había algunas cosas con mucho futuro (en mi opinión) y que yo estaría encantada de llevarme a casa.

pero por desgracia no tuvimos tiempo de profundizar mucho en la materia: teníamos que volver a casa, (pensar cómo) vestirnos e ir rumbo al desfile. el destino quiso ayudarnos y pudimos coger un taxi justo a la salida de la bolsa (creedme, esto es un suceso inédito tratándose de parís) y llegamos a casa a tiempo.

tras maquillarme y peinarme logré escoger mi ropa con la ayuda de clara, que llevaba vestida desde hacía media hora; ambas nos pusimos nuestro bombín negro (lo que llamábamos "la jugada bombín"), cogimos nuestras respectivas cámaras y metimos los tacones en los bolsos - habíamos decidido llevar a cabo la táctica garance doré.

nos dirigimos a las tuleries y en el último banco de los campos elíseos nos cambiamos los zapatos y nos adentramos en el círculo de la moda que, una vez más, estaba abarrotado de gente. me reuní con clementine, la cual nos entregó los pases de all access, y entramos atravesando las mismas verjas a las que yo me había pegado para el desfile de dior. durante unas horas pasamos de ser outsiders, a insiders de la moda.


a la puerta del pabellón un hombre sacaba fotos a todos los asistentes, y una vez que entramos todo se volvió oscuro. entre la masa de gente que intentaba encontrar su sitio, nos dirigimos a dos ayudantes que eran parte del staff. nos indicaron cómo llegar al pasillo donde tendríamos que estar así que subimos las escaleras pasando al lado de la pasarela, cambié el objetivo de la cámara y miré a mi alrededor.


¿cómo es el interior de un desfile? la pasarela recorría el pabellón entero, y a los lados unas 15 filas a cada lado en forma de gradas. al final de la pasarela había una masa enorme de fotógrafos que se preparaban para el gran momento.

todo el mundo que entraba y se sentaba era moderno, iba bien vestido y era guapo (como observó clara, hasta el staff eran guapos); todo el mundo parece alguien importante o un gran editor. poco a poco iba entrando la gente, y a aquellos del front row les seguían grandes cámaras de televisión y unos cuantos fotógrafos.



así vimos pasar a gente como grace coddington, emmanuelle alt, anna dello russo, anna piaggi, gareth pugh, leigh lezark, giovanna battaglia... un sin fin de personalidades que hablaban entre ellas, posaban para la foto y se sentaban donde les era indicado.



el desfile debía haber empezado a la una, pero a la una y media la gente seguía entrando. de repente, una voz pidió a los asistentes que se sentaran para que el desfile pudiese comenzar. entonces se produjo un extraño fenómeno: los que debían ser asiduos a estos eventos debieron entender ese comunicado como una señal de que ya no vendría más gente, de manera que todo el mundo se abalanzo hacia los sitios que tenían delante y estaban desocupados. fue una maniobra rápida y de lo más coordinada. afortunadamente nuestra fila quedó vacía, lo cual facilitó mucho las fotografías y, por qué no, nuestra comodidad personal.

las luces se apagaron, sólo quedaron los focos de la pasarela y empezó la música. la primera modelo salió, se quedó quieta, y unos segundos después comenzó a andar. llevaba una/múltiples camisa/s hecha de flecos azules y blancos, dejando ver lo que sería el claro motivo del desfile: las camisas.


las modelos salían progresivamente, todas andando al ritmo de una música que te hacía bailar. camisas y más camisas azules, blancas, negras, en forma de vestido, largas cortas, y todas espectaculares.



al más puro estilo de victor & rolf, las siluetas eran estrambóticas, con hombros anchísimos y formas desestructuradas que lograban una armonía inesperada. un vestido blanco con franjas negras captó de lleno mi atención, los vestidos negros se complicaban y las camisas blancas se simplificaban; mientras, giovanna battaglia asentía con la cabeza satisfecha.






fue entonces cuando el desfile alcanzó su apogeo: vestidos blancos, verdaderas obras maestras que rozaban el límite de la alta costura desfilaron uno a uno. auténticas esculturas exhibidas por altísimas modelos que habían modificado su manera de andar para la ocasión. estas prendas eran tan anchas como la propia pasarela y fueron sin duda una demostración de lo que este dúo holandés puede hacer cuando la creatividad les sobra.


acabó el espectáculo, los dos diseñadores hicieron un breve y tímido saludo, todo el mundo aplaudió y según se encendieron las luces todos se levantaron y comenzó una verdadera estampida por alcanzar la salida.


una vez fuera, clara y yo nos dirigimos a las puertas de las tullerías por las que, inevitablemente, todo el mundo tenía que pasar y aprovechamos para hacer unas fotos. apareció leigh una vez más con un magnífico abrigo y tras sacarle la merecida foto clara y yo partimos hacia grands boulevards para comer. volvíamos a ser outsiders, pero unas outsiders privilegiadas.


gustosamente volvimos a cambiar los tacones por las bailarinas y cogimos el metro donde nos encontramos a la famosa bloguera de 'chic muse' con sus maravillosos tacones de ysl (que yo ya había fotografiado).

tras una suculenta comida y un intento fallido de ir a uniqlo volvimos a casa a dormir una siesta. yo aproveché para reflexionar acerca de esta experiencia.

si asistir a un desfile de moda por primera vez ya es un suceso increíble, ver el show de victor & rolf fue mágico. hace poco garance doré planteaba en su blog que las primeras veces que asistes a desfiles toda la ropa te parece bonita. es cierto, resulta dificil ser crítico cuando tienes la remota posibilidad de ver en directo un despliegue de imaginación y talento como éste. cuando veía por internet los vestidos de v&r siempre me quedaba alucinada, pero no tiene comparación con la impresión que produce verlo desde allí: el movimiento del vestido, los pliegues, el dramatismo... se pueden contar las horas de trabajo que se han invertido en esa única pieza para ser expuesta a flashes durante medio minuto y volver al backstage. resulta sensacional poder VER y SENTIR la moda en directo; es una experiencia totalmente diferente.

se ha planteado el hecho de que los desfiles puedan desaparecer. antes de venir aquí lo creía poco posible, pero ahora reafirmo mi opinión: la moda tiene que tener un elemento sensorial. si no podemos tocar el tejido, observar el corte o sentir el movimiento de un vestido, la moda pierde todo su valor y su magia; no sería lo mismo.

***


tras la siesta toca vestirse de nuevo: hoy es la nuit blanche en parís y saldremos a pasarlo bien; dejaré la cámara en casa e intentaré disfrutar de la noche parisina. mañana pasaré mi última mañana aquí (seguramente haciendo la maleta) y volveré a madrid a medio día.

para finalizar este diario me quedan unas conclusiones por hacer. espero que todos hayáis disfrutado esta experiencia tanto como yo; para mí ha sido un placer escribir y transmitiros mi viaje. me encantaría repetirlo pronto, pero hasta entonces seguiré escribiendo y fotografiando para vosotros aquí. ¡au revoir, paris! :)